De vuelta con entrevista interesantísima sobre cocaína

Volvemos al blog luego de una larga, muy larga temporada de descanso. Y te traemos una entrevista muy interesante a propósito de esta lucha contra el narco, que sirve para posicionar a un presidente débil -unos le dicen espurio- y que su gobierno no se caiga en el vacío de su impotencia política.

¿De dónde viene la cocaína? ¿Cuál es su historia? Acá te dejamos una entrevista del periodista Diego Osorno con un experto en el Tema. Saludos!

001Nueva York.- Un sarape con la Virgen de Guadalupe, alebrijes de Oaxaca y objetos de Perú reposan en la casa de Paul Gootenberg. Pero lo que predomina en el hogar de este estudioso de la cocaína son discos de vinilo, atesorados por el historiador en viejos muebles que cubren paredes enteras. El repertorio abarca desde Bob Dylan hasta grupos mexicanos. En su casa en Brooklyn, donde las calles permanecen cubiertas de nieve, Gootenberg recibe a MILENIO Semanal. Acaba de publicar el libro Andean Cocaine: The Making of a Global Drug.

DEO: ¿Qué papel jugó México en el origen de la cocaína?

PG: Durante los años cincuenta, los chilenos usaron a México como una escala hacia Estados Unidos. Había muchos aliados en la mafia mexicana, sobre todo algunos turcos, pero el movimiento fue más importante después del 59, con los cubanos.

Muchos cubanos se fueron a México expulsados por la revolución y algunos crearon fábricas de cocaína durante los sesenta. Según nuestra investigación, esos cubanos enseñaron el secreto de la cocaína en México, sobre todo a los norteños.

DEO: ¿Chile como potencia del narcotráfico?

PG: Esto es casi desconocido. Después de la Segunda Guerra Mundial empezó el predominio de la droga ilícita; primero en Perú, luego en Bolivia. Después del 52, con la revolución boliviana, fue cuando se empezaron a crear plantas de cocaína y los que comercializaron más que nadie fueron los chilenos del norte, en especial familias de turcos. La Wasab Hart era una familia muy grande; los más grandes comerciantes de cocaína de los años cincuenta. De Bolivia pasaban a Chile, de ahí a Cuba y a Estados Unidos y, algunas veces, a México

DEO: ¿A través de qué ciudades de México?

PG: No sé exactamente. Por la frontera en general. También se usaban los bancos y mediante familias mexicanas. Tengo algunas páginas en el libro sobre la ruta de México, pero era muy diversificada. México no era lo más importante en ese momento, lo era Chile.

DEO: ¿Qué sucedió para que Chile perdiera su importancia para el narcotráfico?

PG: La cosa más irónica. El suceso más importante para el crecimiento del tráfico de cocaína en la región fue el golpe militar de Pinochet. En ese momento aparecen los colombianos, comerciantes de cocaína que antes no existían. Pinochet, en colaboración con la DEA, reprimió la industria de la cocaína en Chile diciendo que era de los socialistas y que era subversivo. Lo irónico es que así dio impulso a Colombia. El hecho de tener regímenes represivos en Brasil, Argentina y Chile impulsó a Colombia, que fue campo abierto para el narcotráfico al tener entonces un gobierno débil. Eso es irónico.

Uno de los temas del libro es que el aumento en el tráfico de cocaína se relaciona con las rutas de la Guerra Fría. El tema de la cocaína estaba vinculado a las políticas de Guerra Fría de los Estados Unidos; es una droga producto de la Guerra Fría en nuestra nación. Así que la represión cubana, la revolución boliviana, el golpe de estado en Chile, todo eso es muy importante para el mercado de la cocaína.

DEO: ¿Fueron chilenos quienes llegaron a Colombia a iniciar una nueva industria?

PG: No. Fueron los mismos colombianos. No está bien investigado el surgimiento de los colombianos en el narcotráfico. Hay muchas anécdotas, pero es obvio que antes de 1970 Colombia no tenía casi nada que ver con la cocaína, solo con la marihuana.

DEO: ¿Antes de los chilenos, existían otros grupos?

PG: Por aquellos años había también peruanos, eran marineros que comerciaban en muy pequeña escala. Pero pronto llegaron los chilenos; por cerca de dos décadas este mercado fue de los chilenos y cubanos. Había algunos de otros países, pero todos latinoamericanos.

cocaina-370x270DEO: ¿Latinoamericanos exclusivamente?

PG: Esa es una de las cosas más impresionantes sobre la cocaína: es una droga ciento por ciento latina, no recibe ninguna influencia de mafias de otras partes del mundo. Es una ruta de crecimiento latina. El hecho de ser una droga completamente de América Latina es parte de la historia secreta de la cocaína. Por eso ha sido muy difícil reprimirla, porque no hay nadie más, los extranjeros no son parte de la ecuación. La cocaína está demasiado esparcida y arraigada en América Latina.

DEO: En su libro habla de un grupo de alemanes y franceses que estaban en Perú y que la descubrieron…

PG: Eran alemanes que se fueron a Perú a finales del siglo XIX. Aunque participó un farmacéutico peruano, la invención de la cocaína en su forma moderna fue de un francés ubicado en Lima. Él creó un método llamado cocaína bruta o cocaína sulfato, útil para procesar cocaína muy rápidamente desde la hoja de coca. Con esta fórmula cambió la naturaleza del comercio legal de la cocaína. Fueron los alemanes quienes viajaron a Perú para comercializarla, como los de la empresa Merck, que llegó a ser la más importante. Fue una red alemana aliada con los peruanos.

DEO: ¿Era legal en esa época?

PG: Completamente legal. Era una droga medicinal.

DEO: ¿Para qué males se usaba?

PG: En los ochenta y noventa del siglo XIX se utilizaba la cocaína para muchas cosas, pero lo más científico era como anestésico local. Entonces no había nada para curaciones de ojos o de lengua; para cosas así era indispensable.

DEO: ¿Y cómo llegó a Estados Unidos?

PG: Había un boom en Alemania, también un poco en Francia y Gran Bretaña, pero Estados Unidos demandó cocaína muy rápido, por parte de la Coca.

DEO: ¿Se refiere a la Coca-Cola?

PG: Sí, y hay mucho en el libro sobre la política escondida de la Coca-Cola, que tiene una historia secreta relacionada con la cocaína. En Estados Unidos había compañías haciendo cocaína para la Coca-Cola. Pero la demanda adicional era otra cosa.

DEO: ¿Cómo es que se integra la cocaína a la Coca-Cola?

PG: La Coca-Cola era una imitación de un producto francés llamado Vine Mariani. Era un vino con coca muy popular en ese momento. Y la Coca-Cola fue una imitación pero sin alcohol y con producción local en Atlanta, donde se envasaba. Tuvo mucho que ver con el negocio de la coca después, porque la demanda más grande desde Estados Unidos comenzó con eso. La hoja de coca, secándola con un proceso secreto, se procesaba en una fábrica de Nueva Jersey. Era el extracto de la coca que está en la Coca-Cola.

esnifando_cocaDEO: ¿Esa es la famosa receta secreta del refresco?

PG: Es una parte de la receta secreta, además de mucha azúcar. La receta tiene siete partes de ingredientes secretos. Una de esas partes se llama Marshall, y eso es coca. Son fascinantes las conexiones, aunque la compañía lo niega todo; la compañía oficialmente dice que no usa coca.

DEO: ¿Cómo lo documentó?

PG: En el Archivo Nacional de Estados Unidos, que tiene mucho material al respecto. Para escribir este libro fui a Perú y a Londres, pero lo más importante para mí fue que la DEA tenía información en el Archivo Nacional, y se pueden sacar partes de ese archivo. Lo que hicimos fue desclasificar esos documentos de la DEA y utilizar su archivo histórico. Allí había muchos documentos titulados algo así como “bebidas de coca”. Está lleno de casos sobre la Coca-Cola y sus fórmulas. He usado esos datos de la DEA, del grupo 170 del Archivo General.

DEO: ¿Y cuándo empezó a llegar la cocaína a Estados Unidos?

PG: Hay dos etapas. La primera empieza a principios del siglo XX. La medicina, no muy regulada en Estados Unidos, era uno de los negocios más grandes de la época. Se empezó con un uso muy racional de la cocaína. Había grupos de usuarios, tal como había grupos de bebedores y cosas así. Muchas ciudades tenían mercados de cocaína. No había, por ejemplo, fábricas en Los Ángeles creando cocaína ilícita. Todo era legal, robado de una farmacia, como un mercado negro pero no muy serio. El negocio de heroína y morfina era mucho mayor. En los años veinte, con las leyes regulatorias, la cocaína desapareció por casi 30 años. La heroína estaba empezando y la marihuana también, pero de cocaína no había nada.

DEO: ¿Hasta cuándo?

PG: Luego de la Segunda Guerra Mundial empezaron el comercio en pequeño los marineros peruanos y chilenos, la traían a Cuba y a Estados Unidos.

Era más o menos secreto, porque la CPN, la agencia anterior a la DEA, estaba luchando contra eso en América Latina. El público estadunidense no sabía de esta droga ni de lo que estaba pasando mientras la CPN trataba de acabar con el tráfico. Obviamente fracasó. Tratando de aplastarlos salieron más y más traficantes, y con mucha más destreza.

Mambo y cocaína

DEO: ¿Y Cuba, qué papel jugaba?

PG: Fue en esta época cuando se empezó a tener a Estados Unidos como nuevo destino para la cocaína, y Cuba era muy importante para esto. En Cuba dominaban el turismo y la prostitución durante el régimen de Batista, y la cocaína era la droga más conocida en La Habana. Muchos turistas latinoamericanos y estadunidenses fueron allí y conocieron la cocaína. Yo digo que eran las rutas del mambo. Entonces circulaba bastante pero fuera de Estados Unidos. Muchos chicos del jazz la usaban. Tengo una teoría: el beep-boop jazz tenía que ver con la cocaína, en el mismo sentido que el arte pop tenía que ver con lo mismo en los años ochenta.

DEO: ¿Con la revolución del 59 se frenó el tráfico en Cuba?

PG: Dentro de Cuba ya no hubo nada: el comunismo es muy eficaz para derrotar a la droga. También la mafia nacional cubana fue expulsada; Fidel era completamente puritano, anticapitalista y antimafias. Y los regímenes extremistas fueron la causa de la explosión de la cocaína en otras partes. En el 69-70, Estados Unidos empezó su guerra de drogas y lo primero que reprimió fue el tráfico de marihuana mexicana —la marihuana era la droga que venía de México en esa época, era la droga de los estudiantes protestando por la guerra en Vietnam— y el de heroína europea, lo que creó un mercado increíble para la cocaína. Los colombianos y otros traficantes decían: “Miren, tenemos esta otra droga, no hay ninguna represión, es segura”. Imperaba la idea de que la cocaína era una droga segura, una droga para ricos, y muchos músicos de rock empezaron a utilizar cocaína. Ya para el 70 o 71 empezó la explosión de su uso en Estados Unidos. Eso creaba una oportunidad irresistible para los colombianos que estaban entrando en ese momento con una droga nueva.

DEO: ¿El gobierno de Estados Unidos minimizó los riesgos de la cocaína?

PG: No sabían lo que estaba pasando. Aún durante la época de Jimmy Carter muchas reuniones que estudiaban la droga decían que la cocaína no era un peligro. Tendrían que esperar hasta 79, con Reagan, para declarar otra emergencia.

DEO: ¿Y el tráfico de marihuana quedó desplazado por el de cocaína?

PG: La marihuana es más fácil de confiscar: huele, es grande. Y la gran mayoría de la marihuana consumida en Estados Unidos es producida ahora aquí. En California, Washington, Georgia, en esos lugares, toda la economía rural surge de la marihuana. También muchos campesinos del sur producen marihuana porque sus propiedades están en decadencia total, no pueden competir y la marihuana sí es rentable.

DEO: ¿California es el estado donde existe el mayor consumo de cocaína?

PG: Eso no lo sé, lo que sé es que Estados Unidos consume más cocaína que cualquier otro país del mundo. Lo sorprendente es que el segundo lugar sea Brasil, que se ha vuelto un paraíso para la cocaína a pesar de la guerra en contra de la droga. Por tanta presión hacia Colombia muchos narcotraficantes empezaron a desplazarse hacia Brasil, la Amazonia, África y Europa: en España o Italia se consume cada vez más por persona. Aunque hoy es otra época porque hay metanfetaminas, aunque ese es otro mercado y esa es otra historia.

Fuente

~ por Iván Quecha Reyna en febrero 24, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s